Algo mas que derecho

Mapimí: de pueblo fantasma a Pueblo Mágico

Novación: una posible solución a la hipoteca

Mapimí, ubicado en la zona norte del estado de Durango, es un fantástico sitio, ideal para los amantes del misterio y la aventura, además, su historia y sus múltiples opciones turísticas demuestran que México es el destino de la diversidad cultural.

El pueblo fue fundado el 25 de julio de 1598, cuando los españoles como parte de sus expediciones para encontrar las míticas ciudades de oro, Quivira y Cíbola, hallaron en su lugar zonas completamente inexploradas por ellos como el “Camino de la Plata”, que permitió el descubrimiento de grandes yacimientos de metales preciosos.

Belleza oxidada

Este Pueblo Mágico recibe su nombre del vocablo “Mapeme”, derivado del Cocoyón, lengua de un pueblo indígena de la región que le dada el significado de “Cerro elevado” o “Piedra en Alto”.

Mapimí es un ejemplo de arquitecturas elegantes y ostentosas, que van desde el estilo barroco de “El Templo de Santiago Apóstol” hasta el enorme “Puente Colgante de Ojuela”, que ahora es una de las atracciones más importantes de este Pueblo Mágico.

La construcción colgante está situada en el ahora “Pueblo fantasma de Ojuela”, un lugar abandonado que marcó el inicio de una prometedora vida minera. Sin embargo, hoy en día Ojuela es protagonista de vestigios, restos de paredes, cimientos inconclusos, silencios fríos y caminos vacíos.

La “Mina de Ojuela” es el lugar que dio vida al pueblo de Ojuela, con más de 450 kilómetros de túneles permitía la extracción de oro, plata y cobre, además de la valiosa colección de otros 117 minerales desconocidos que ofreció la tierra.

Resplandor de Mapimí

El Pueblo Mágico posee mucho más todavía, ya que comparte con Chihuahua y Coahuila la región semiárida más desértica del país en el famoso “Bolsón de Mapimí”. Conocido también como “Reserva de la Biósfera de Mapimí”, resguarda un área protegida de 103, 000 hectáreas.

La reserva alberga más de 350 especies de plantas y decenas de especies de cactáreas, asimismo, cuenta con más de 300 especies de fauna. Conserva en su parte central la “Zona del silencio”, un territorio famoso que presencia la caída de meteoritos así como una fuerte carga mágnetica que debilita señales de radio y televisión.

Mapimí es sinónimo de tradición, naturaleza y arquitectura clásica, y reconocido desde el 28 de noviembre del 2012 como Pueblo Mágico.

¡Visita Mapimí, visita México!

Links de interés

  • CNDF
  • ANNM
  • UP
  • ANA
  • UNAM
  • Gobierno del Distrito Federal
  • Orden de Malta
  • Junta de asistencia privada
  • CANADEVI
  • Cámara de diputados
  • Asamblea Legislativa del Distrito Federal
  • Finanzas DF
  • Sistemas de agua de la ciudad de México
  • DGRT